Vivir en una isla…

Domingo, 29 octubre 2006

    El otro día, hablando con una amiga mía, me sorprendió al exponerme de improviso lo que ella consideraba su “futuro ideal” (no recuerdo con exactitud las palabras que utilizó, aunque si se que me gustó más su definición). Y me sorprendió porque es bastante parecido al mío, si no exacto (bueno, y por que no esperaba que me dijese eso en ese momento). La idea es sencilla: habitar una isla desierta viviendo de lo que pesques o caces.

A simple vista, este ideal no encierra gran complejidad, pero yo creo que dice más de lo que parece. Si logran apartar de sus cabezas la imagen de cierto programa de televisión que juega con las mismas reglas, aunque bastante distorsionadas en ocasiones, y se centran sólo en el hecho que se cuenta, verán que, aparte de eso, se dicen otras cosas.

Se dice, por ejemplo, que no tendrás que vivir atado a ningún tipo de reglas. Esta es la conclusión más obvia, aunque yo quiero desgranarla un poco. Vivir alejado del mundo (que es inherente a vivir en una isla desierta, por definición, aunque en el mundo en que vivimos sea cada vez más difícil) significa no más control, tanto consciente como inconsciente. Y este último es el que más me preocupa a mi, ya que odio hacer o pensar cosas que tienen otro fin mas que el que yo creía que tenían. El control inconsciente es, por poner un ejemplo bastante obvio, el que se da en los mal llamados medios de la información mediante los anuncios. Vivir en una isla desierta significa no preocuparse por tener un coche mejor que el de tu vecino, el último televisor de plasma ultra-guanajo o los tenis  (“zapatillas deportivas”, para todos aquellos visitantes peninsulares o de más lejos, 😉 ) marcha Chupinango que lleva tal o cual machango estúpido con un sueldo mayor que el PIB de algunos paises sólo por darle patadas a un balón o realizar cualquier otra actividad que muchos otros pagan por hacer.

En definitiva, significa poder olvidarse de las cosas, del tener y querer más, para poder vivir sin agobios. Es un poco parecido a lo que cuenta Jorge Bucay en su historia “La Ciudad de los Pozos”. En la realidad, es muy difícil llegar a vivir en una isla desierta, pero puedes contentarte con vivir en una isla (en mi caso) o en otro lugar, y convertir tú esos momentos en lo que tú quieras. Quizás pescar un poco y cenar esta noche sin pisar el “super” 😉

Y tú que dices, ¿cual es tu ideal de futuro?

Anuncios

2 comentarios to “Vivir en una isla…”

  1. spizfly said

    Así que vivir en una isla apartada de la humanidad eh?? Hombre,la verdad que es una forma de vida muy atractiva, aunque hoy por hoy me parece que es más sencillo ver un cerdo volando que encontrar una isla desierta cuyo propietario no sea un deportista de alto nivel.

    Desde luego, sería una forma interesante de poner a prueba al ser humano y su mente, porque a saber la cantidad de locuras que se nos ocurrirían para pasar el tiempo. De algo estoy seguro, yo no sería capaz de irme a un lugar así, una vez se conoce el mundo desarrollado en el que vivimos, alguien sería capaz de cambiar de manera tan radical su forma de vida??

    Sobre lo de mi futuro ideal, ajajajajaja, con tener futuro me conformaría porque tal y como está el mundo, cualquier día algún degenerado con más poder de la cuenta pulsará el botón y saltaremos todos por los aires. Pero en el caso de tener futuro, la verdad que me conformo con poco, salud lo primero porque sin ella para que se puede necesitar lo demás. Felicidad, mucha felicidad. Trabajo,dinero,coche,casa, para que?¿? acaso un billete de 500€ me hará más feliz si estoy sólo y nadie es capaz de soportarme??, con quién compartiré y a quién enseñaré mi magnífico chalet?¿ con quién me iré a los rincones oscuros con mi BMW?¿ en fin…. podría seguir así,pero esto no es un monólogo.

    Tan sólo quiero mostrar que lo que se puede “tocar”, es lo que menos valor tiene, hasta hoy,nadie me ha demostrado lo contrario …..

    Lo mejor de ser feliz, que se es feliz en la luna, pero también se es feliz debajo de un puente.

    SAludos

  2. dardo said

    Dentro de poco no quedará en Madrid ningun puente bajo el que vivir. Están todos de obras.

    ¿En serio has palnteado en serio el asunto de vivir en una isla desierta?

    Estoy acostumbrado a la bazofia vegetal transgénica qeu compro en el mercado, la carne pretratada para que mi delicado estómago no se resienta, a esta rtoda la mañana sentado en la oficina y toda la tarde sentado en el aula.

    Cambiar mi forma cómoda de vida por una más elaborada.

    Voy a centrarme. Me encanta el pesacado. A la plancha, en salsa, frito, rebozado, pero de hay a pescarlo yo mismmo con mis propias manos o con cualquier utensilio que sea capaz de fabricarme, va un salto.

    Imáginate que durante una acampada se te estropea el abrefacil de tu lata de espárragos, has perdido el abrelatas. Desnalentador.

    ¿Cuanto tarda en crecer un cultivo de lo que sea?

    ¿Como sabes si esas hermosas bayas rojas son más venenosas que esas bayas azules?

    Observando la naturaleza, por supuesto, pero sucede que a los animales no les gusta ser observados mientras crecen, la verdad es que a una isla desierta, me iria de fin de semana, pero a vivir para siempre, quiza a un ppueblo perdido de Asturias o Cantabria.

    Mientras tu estés muriendo de malaria en un atolón, yo prefiero estar vendiendo dominios .isla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: